Qué Son las Uñas de Porcelana; Las uñas de porcelana son uñas postizas hechas de fibra de vidrio, un material muy frágil que requiere una costosa instalación y cuidados posteriores, por lo que te recomendamos que acudas a tu salón de belleza para que te las aplique un profesional en lugar de intentar hacerlo tú misma. Es una de las mejores opciones para quienes se muerden las uñas constantemente. Lo mismo ocurre si tus uñas son débiles y endebles o si te atraen los esmaltes que dañan tus uñas y duran muy poco.

Las uñas de porcelana son una muy buena opción para mantener tu manicura a punto, pero tienes que saber cómo mantenerlas, ya que están pegadas a tu uña natural.

Sí, lo que está de moda ahora es llevar uñas de gel, pero no olvidemos que las uñas de porcelana han salvado a muchas mujeres de muchos eventos especiales a lo largo de los años. Actualmente, la sociedad se mueve por la estética, y obviando cuestiones de si es justo o no, cada día son más las mujeres que se suman a la tendencia de tener las manos cuidadas y con una manicura perfecta.

Es por ello que hoy te traemos un artículo sobre las uñas de porcelana, cómo ponerlas, cómo quitarlas y también las ventajas e inconvenientes de este tipo de manicura.

Qué Son las Uñas de Porcelana. Todo lo que Debes Saber

Razones para Elegir las Uñas de Porcelana

Las uñas de porcelana siempre han sido las más populares hasta que llegaron otros tipos de uñas como las de gel o las acrílicas. Las de porcelana están hechas de fibra de vidrio, lo que las convierte en un tipo de uña mucho más frágil porque son más finas que los otros tipos de manicura (gel y acrílico).

Para las uñas de porcelana se suele necesitar un molde, que se coloca en el borde de la uña natural para darle forma o con puntas. Al igual que en el caso de las uñas de gel, en cualquier caso, este tipo de uña postiza se coloca sobre nuestra uña natural, por lo que crece al mismo tiempo que ella, por lo que requiere un mantenimiento relativamente constante para rellenar los huecos que se crean por el crecimiento de la uña.

Ni la lima ni el esmalte de uñas pueden darte unas uñas fuertes que no se rompan fácilmente y que apenas tengas que cuidar durante meses. Para compensar lo que tus genes no te han dado, tienes la técnica de las uñas de porcelana. Rápido, indoloro y barato, es una de esas joyas estéticas que tienes que probar. Y ni hablar de lo recomendable que es esta solución para quienes tienen el hábito de morderse las uñas, es la fórmula definitiva para dejar de hacerlo.

Aunque es un método sencillo, siempre es mejor acudir a un profesional para no correr riesgos con el resultado. Y, por supuesto, asegúrate de que trabajas con marcas fiables de la máxima calidad.

Diferencia entre las Uñas de Porcelana y las Uñas Acrílicas

Ya sabemos qué son las uñas de porcelana, hablemos sobre la diferencia con las uñas acrílicas.

Las uñas postizas son obras de arte que pueden resultar útiles en situaciones en las que necesites estar presentable y al mismo tiempo evitar la molestia de manejar y mantener las uñas largas todos los días.

La principal diferencia entre las uñas de porcelana y las de acrílico es que las de porcelana tienen un aspecto más brillante, mientras que las de acrílico son más duraderas y resistentes que las de porcelana.

Además, la superficie de la porcelana es dura y no porosa, lo que las hace resistentes a las manchas y, en cambio, las posibilidades de manchar una uña acrílica son muy altas debido a su superficie porosa.

Las uñas de porcelana son relativamente más caras que las acrílicas y puede que no le parezcan bien al bolsillo a la mayoría de la gente. La aplicación incorrecta de la imprimación sobre las uñas acrílicas puede dañar el lecho ungueal y dejar marcas en él.

Tabla comparativa entre uñas de porcelana y uñas acrílicas

Parámetros de comparaciónUñas de porcelanaUñas acrílicas
AspectoNatural y brillante. Parecen recién hechas durante unos 14 días.Parecen menos naturales que las uñas de porcelana si se aplican incorrectamente.
DurabilidadPueden durar hasta 14 días.Duran más que las uñas de porcelana.
EndurecimientoRequieren menos tiempo de endurecimiento, ya que se endurecen con luz UV.Requieren más tiempo de endurecimiento porque hay que aplicar el polvo acrílico y el líquido tanto en la superficie de la uña como sobre la uña artificial.
FlexibilidadSon más flexibles que las uñas acrílicas, pero en comparación con las naturales, son menos flexibles.Son resistentes y no muestran ningún signo de flexibilidad.
VariedadPuedes tener una amplia gama de opciones al optar por las uñas de porcelana.Las uñas acrílicas no vienen en varias variedades. Si te decides a usarlas, tienes opciones muy limitadas a tu alcance.
CosteSon más caras que las uñas acrílicas.Las uñas acrílicas son menos costosas que las de porcelana.

Diferencia entre Uñas de Porcelana y Uñas Acrílicas

Diferencia entre Uñas de Gel y Porcelana

Ya hemos visto qué son las uñas de porcelana y sus diferencias con las acrílicas, veamos ahora esas diferencias con las de gel.

Cuando decidimos embellecer nuestras uñas con un determinado tratamiento, debemos conocer las características de cada uno de ellos. En el caso de las uñas artificiales, es muy común tener que elegir entre las uñas de gel o las de porcelana. A continuación, vamos a enumerar cada uno de los aspectos básicos de cada tipo de uña para que tengas toda la información que necesitas para elegir una u otra.

  • Material: La principal diferencia entre uno y otro es, como puedes imaginar, la materia prima. En el caso de las uñas de gel, se trata de oligómeros, listos para ser utilizados y aplicados. Son más o menos viscosos y se endurecen cuando se exponen a la luz UV. Su gran flexibilidad les permite absorber mejor los impactos y, por tanto, proteger mejor la uña natural. Las uñas de porcelana se fabrican mezclando un monómero (líquido) y un polímero (sólido). Suelen ser más opacas que las uñas de gel y tienen una dureza mucho mayor, lo que las hace más resistentes a los golpes.
  • Naturalidad: El aspecto de las uñas naturales se puede conseguir con ambos tipos de técnica, aunque el resultado suele ser más natural con las uñas de gel, ya que la resina acrílica tiende a ser más opaca en general.
  • Mantenimiento: Por último, una característica que comparten las uñas de gel y las de porcelana es el mantenimiento. Cualquiera de ellos requiere un mantenimiento regular, que vendrá determinado por el ritmo de crecimiento de la uña natural. Es importante salvar la brecha de crecimiento natural de la uña para mantenerla en perfecto estado y evitar que se rompa.

Ventajas y Desventajas de las Uñas de Porcelana

Si tus uñas son frágiles, la mejor opción que tienes es sin duda las uñas de porcelana. La dureza de estas uñas es mayor y, por tanto, conseguirás un resultado más resistente.

Un inconveniente es, sin duda, que las uñas de porcelana no permiten que la uña respire correctamente.

Son un poco más caras que las de gel y su colocación es también algo más difícil en comparación con estas. La decoración, en cambio, es una clara ventaja para las de porcelana, ya que permite un mayor abanico de posibilidades técnicas que las de gel.

A la hora de quitar las uñas postizas, las de porcelana ganan la batalla a las de gel. Deshacerse de este tipo de uñas es más fácil y menos arriesgado para tu uña natural, puesto que el desprendimiento es más rápido y la superficie de nuestra uña natural no parece tan dañada.

Diseño de las Uñas de Porcelana

Ahora que tienes claro qué son las uñas de porcelana y algunos aspectos básicos sobre ellas, hablemos de lo más visual, la decoración.

La manicura francesa es la decoración de uñas de porcelana más utilizada. Sin embargo, estas no están exentas de la moda del «nail art». Decorar sólo una uña o todas depende de tu gusto personal y de tus preferencias, si tienes previsto un evento especial, como una boda o una fiesta en la que ya sabes cuál es el ‘outfit‘ que llevas ese día y lo atrevida que eres. Cada una elige el diseño que mejor se adapta a su personalidad, pero también depende mucho del profesional que las haga.

La decoración de las uñas de porcelana también depende en gran medida de la habilidad del profesional que las realiza. Puede hacerse a mano alzada o con patrones predeterminados. También se suelen utilizar aerógrafos para aplicar plantillas de dibujo con formas predeterminadas.

Hazte tu Propia Manicura con Uñas de Porcelana

No sólo puedes hacerte tú misma las uñas de gel. También puedes hacerte tú misma las uñas de porcelana en casa, aunque son algo más complicadas que las de gel. Lo más aconsejable es que acudas a un profesional para que el resultado sea óptimo y profesional, pero si no puedes, por el motivo que sea, no te preocupes, te explicamos paso a paso cómo aplicar las uñas de porcelana.

Tanto si decides aplicarla tú misma como si acudes a un centro de belleza, el primer paso es limar la superficie de la uña, retirar la cutícula y limpiarla a fondo. Existen diferentes posibilidades: uñas prefabricadas, utilizar un molde para toda la uña o tips para la parte superior de la misma. Esta última opción es la más recomendable si optas por hacerlo en casa y quieres que la «sonrisa» sea perfecta (la sonrisa en las uñas de porcelana es lo que se conoce como media luna). En el caso de los moldes, debes elegir el que mejor se adapte a cada uña.

La parte realmente complicada del proceso viene con la colocación de la porcelana. El método de aplicación del acrílico se basa en hacer una pequeña bola del material, colocarla en el centro de la uña y distribuirla por la superficie de la misma. La porcelana blanca se coloca en la parte superior de la uña dibujando la «sonrisa» y la rosa en la parte más cercana a la cutícula sin llegar a tocarla.

Es importante que el grosor de las dos partes sea homogéneo y que no haya bultos a ambos lados, por lo que la superficie de la uña se pulirá y limará después del proceso para darle un aspecto más natural. Una vez que la uña de porcelana está lista, sólo queda limarla para darle la forma final deseada y decorarla a tu gusto. En la decoración y diseño de uñas de porcelana, como hemos visto anteriormente, no hay medidas, deja volar tu imaginación y crea el diseño que mejor se adapte a tus gustos y preferencias.

Ahora el trabajo, las tareas diarias y el estrés no te impedirán llevar unas uñas bonitas y una manicura perfecta. Lucir unas manos bien cuidadas puede convertirse en nuestra mejor carta de presentación y es un plus de belleza y feminidad. Tus uñas de porcelana pueden durar hasta seis meses, pero requieren un mantenimiento periódico, cada dos o tres semanas, dependiendo de cada persona y de lo rápido que crezcan sus uñas.

Si quieres convertirte en una profesional de las uñas, visita nuestro Curso de Uñas Profesional.

Qué son las Uñas de Porcelana - Ejemplo

Cómo Cuidar las Uñas de Porcelana

Después de explicar qué son las uñas de porcelana y cómo hacerlas, ahora toca hablar del cuidado que deben tener este tipo de uñas.

Aquí tienes algunos consejos para cuidar tus uñas y mantenerlas en buen estado durante mucho tiempo.

Intenta que no se mojen

Lo primero que hay que hacer es intentar mantener siempre las uñas secas para que no se desprendan de las uñas naturales. No se recomienda el contacto prolongado con el agua, así que después de mojarlos en la ducha o de lavarte las manos, debes secarlos bien con una toalla.

Tómate tu tiempo con este paso, ya que marcará la diferencia a la hora de mantener este delicado material durante mucho tiempo. Acuérdate de hacer esto cada vez que te mojes las manos, que probablemente serán varias veces al día.

Polvo para manos

Aplica un poco de polvos de talco en tus manos, es un buen deshidratador para evitar la humedad. Una vez que te hayas secado las manos, aplica un poco alrededor de tus uñas de porcelana para darles un aspecto increíble y cuidado.

Evita las bacterias

Cada vez que te laves las manos, hazlo con un jabón antibacteriano para evitar que las uñas se infecten, se dañen o se magullen. Si utilizas un jabón suave, aplica un gel antibacteriano, de los que no necesitan aclarado.

Si tus uñas de porcelana se dañan o desarrollan una infección, no esperes. Actúa lo antes posible y acude al salón. Sigue siempre las instrucciones cuidadosamente, y si la infección empeora, busca atención médica.

Cuando se rompe una uña de porcelana

Si te rompes un trozo de uña, no lo ignores. Para cuidar tus uñas de porcelana, deben estar perfectamente en su sitio; una uña parcialmente rota es probable que se rompa por completo. Ve al salón de belleza en la que te las hicieron y que te las arreglen lo antes posible.

Para mantener tus uñas en el mejor estado posible, te recomendamos que te las hagas con frecuencia. De este modo, siempre estarán perfectas, más bonitas y mejor mantenidas. Recuerda que las uñas crecen bastante rápido y es aconsejable rellenar los huecos cada quince días.

Píntate las uñas

Puedes pintarte las uñas siempre que quieras, pero recuerda que siempre que quites el esmalte de uñas, hazlo con un quitaesmalte sin acetona, ya que este producto de belleza puede dañar tus delicadas uñas, o puedes ir a tu salón de belleza local donde seguro que te harán diseños increíbles.

Además del color, también puedes aplicar un esmalte transparente para dar más brillo a tus uñas, darles un aspecto natural y hacer que duren más. Como siempre, es importante que te tomes el tiempo suficiente para asegurarte de que todo se seca correctamente.

Hidratación

Presta mucha atención a la piel que rodea la uña. Si notas sequedad, enrojecimiento o descamación, puede ser porque tus uñas no toleran esos productos para uñas artificiales y debes dejar de usarlos.

Hidrata tus uñas con un aceite neutro una o dos veces al día para mantenerlas flexibles, ya que las uñas endurecidas tienden a romperse más fácilmente.

Cómo Quitarse las Uñas de Porcelana

Qué son las uñas de porcelana, cómo se ponen, cómo se cuidan… hora de saber cómo se quitan.

Si crees que ha llegado el momento de quitarte las uñas de porcelana, pero no quieres ir a un salón de belleza, es el momento de aprender a hacerlo tú misma paso a paso.

Existen diferentes métodos para eliminar las uñas de porcelana sin experimentar ningún tipo de dolor o molestia. A continuación, detallamos los pasos a seguir para cada uno de ellos, para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Con acetona y papel de aluminio

  • Corta y lima el borde de la uña con una lima de las que se utilizan para pulir las uñas. Este paso facilitará su eliminación.
  • Elimina el esmalte.
  • Humedece una bola de algodón o una almohadilla desmaquilladora con acetona y colócala sobre la uña.
  • Envuelve la uña, con la almohadilla de belleza empapada en acetona, en un trozo de papel de aluminio y deja que se genere algo de calor. Esto hará que el pegamento se disuelva lentamente para permitir una fácil retirada de tus uñas acrílicas o de porcelana.
  • Déjalo actuar durante media hora y luego retira las uñas postizas. Con la ayuda de un palillo, elimina los restos de pegamento.
  • Utiliza una crema hidratante para cuidar tus uñas y mantener la piel de las manos y las cutículas hidratadas después del proceso.

Con una lima

Si vas a seguir este método, te recomendamos que tengas paciencia porque te llevará más tiempo. Además, debes tener cuidado de no dañar la uña natural al limar en exceso.

  • El primer paso es acortar la longitud de la uña con un cortaúñas.
  • Con una lima pulidora, minimiza la capa de la uña postiza y ten cuidado de no dañar la uña natural.
  • Retira los restos con una lima normal o un palillo.
  • Aplica un aceite o una crema hidratante para que la piel y las cutículas vuelvan a estar hidratadas.

Con aceite de oliva

Este método para quitarte las uñas de porcelana consiste en sumergir las uñas en un recipiente lleno de aceite para que el pegamento se ablande. De este modo, conseguirás que la uña postiza se desprenda más fácilmente.

Después de cortar y limar tus uñas al máximo, mételas en un cuenco lleno de aceite de oliva durante al menos 15 minutos. Luego puedes quitarlas y utilizar un palillo para eliminar los restos.

Con hilo dental

Otro método ideal para cuando no tienes acetona o productos removedores en casa es utilizar el hilo dental. Aunque debes tener cuidado para no dañar tu propia uña.

  • Utiliza un cortaúñas como palanca sobre la zona de crecimiento de tu uña natural para levantar un poco la uña de porcelana.
  • Para el paso 2, introduce el hilo dental en el borde inferior y deslízalo gradualmente por debajo de toda la uña de porcelana para despegarla hasta el final.

Esta técnica es un poco agresiva y conviene hidratar bien las uñas después del proceso.

Consejos a tener en cuenta

Es bueno tener siempre a mano un cortaúñas, ya que te facilitará mucho el trabajo de recortar la longitud de tu uña de porcelana, algo imprescindible antes de elegir cualquiera de estos métodos.

Por otro lado, no olvides la vaselina, el aceite o la crema hidratante para tratar tus manos y uñas después del abuso que puede suponer la exposición a materiales artificiales como la acetona.

Vídeo: Cómo se Colocan las Uñas de Porcelana | Qué son las Uñas de Porcelana

¿Buscas estudiar un curso de estética?.- Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo de belleza, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo de la estética, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

No es probable Extremadamente probable

Esperamos que le haya gustado nuestra publicación «Qué son las Uñas de Porcelana» y le animamos a estudiar un curso de estética online.

Inicio/Entradas/Belleza/Qué Son las Uñas de Porcelana | Estudiar Estética
Doctrina Qualitas