Rutina de Cuidado de la Piel en 9 Pasos; No basta con tener buenos productos para el cuidado de la piel: Para que tus productos sean más eficaces, también tienes que aplicarlos en el orden correcto. Tu rutina dependerá de tu tipo de piel, de los ingredientes y fórmulas de tus productos, y del momento del día. Sin embargo, una buena regla general de rutina para el cuidado de la piel es aplicar los productos en orden de textura, de la más fina a la más gruesa, ya que los productos finos no podrán penetrar en los más gruesos.

Rutina de Cuidado de la Piel en 9 Pasos

Tanto si tienes una rutina de tres como de nueve pasos, hay una cosa que cualquiera puede hacer para mejorar el cuidado de su piel, que es aplicar los productos en el orden correcto. Independientemente de los problemas de tu piel, querrás empezar con una base limpia y tonificada, aplicar a continuación ingredientes concentrados y activos, y terminar sellando la hidratación -y, por supuesto, el FPS durante el día-.

Estos son los pasos para un buen régimen de cuidado de la piel:

Paso 1: Lávate la cara. Por la mañana y por la noche, enjuágate la cara con agua y frota una pequeña cantidad de limpiador suave entre las palmas limpias. Masajea el limpiador facial por toda la cara ejerciendo una suave presión. Enjuágate las manos y masajea tu cara con agua para aclararla hasta que hayas eliminado el limpiador y la suciedad. Sécate suavemente la cara con una toalla suave. Si llevas maquillaje, puede que tengas que limpiarte dos veces por la noche. Primero, retira el maquillaje con aceite limpiador o agua micelar. Intenta dejar actuar los desmaquillantes de ojos específicos durante un par de minutos para que el maquillaje se desprenda más fácilmente y evitar frotarte los ojos. Continúa con una limpieza suave de todo el rostro.

Paso 2: Aplica el tóner. Si utilizas tóner, aplícalo después de limpiar el rostro y antes de todo lo demás. Vierte unas gotas de tónico en las palmas de las manos o en un disco de algodón y pásalo suavemente por el rostro. Si tu tónico es exfoliante -lo que significa que elimina las células muertas de la piel con ingredientes como el ácido glicólico- utilízalo sólo por la noche. Las fórmulas hidratantes pueden utilizarse dos veces al día. No utilices un tónico exfoliante y retinoides u otros exfoliantes al mismo tiempo.

Paso 3: Aplica el suero. Este paso es imprescindible para tu rutina de cuidado de la piel, la mañana es un buen momento para utilizar un sérum con antioxidantes -como un sérum de vitamina C iluminador- porque protegen tu piel de los radicales libres que encontrarás a lo largo del día. La noche es un buen momento para utilizar un sérum hidratante con ácido hialurónico, que evita que tu piel se reseque por la noche, especialmente si estás utilizando tratamientos antienvejecimiento o contra el acné que pueden irritar y resecar la piel. Los sérums también pueden contener exfoliantes como los alfahidroxiácidos (AHA) o el ácido láctico.

Uses lo que uses, recuerda siempre en tu rutina diaria de cuidado de la piel: Los sérums a base de agua deben ir debajo de la crema hidratante; los sérums a base de aceite deben aplicarse después de la crema hidratante.

Paso 4: Aplica la crema de ojos. Puedes aplicar una crema hidratante normal en la zona de debajo de los ojos, pero si decides utilizar una crema especializada para el contorno de ojos, normalmente querrás ponerla debajo de la crema hidratante, ya que las cremas para el contorno de ojos suelen ser más finas que las hidratantes para la cara. Intenta utilizar una crema para el contorno de ojos con un aplicador de bola metálica y guárdala en la nevera para contrarrestar la hinchazón por la mañana. Utilizar una crema de ojos hidratante por la noche puede provocar una retención de líquidos que haga que los ojos se vean hinchados por la mañana.

Paso 5: Utiliza un tratamiento puntual. Siguiendo los pasos para el cuidado de la piel, es una buena idea utilizar tratamientos para el acné por la noche, cuando tu cuerpo está en modo de reparación. Desconfía de mezclar los ingredientes que combaten el acné, como el peróxido de benzoilo o los ácidos salicílicos, con el retinol, que puede causar irritación. En su lugar, asegúrate de que estás haciendo lo máximo para mantener la piel calmada e hidratada.

Paso 6: Hidratar. La crema hidratante hidrata la piel y fija todas las demás capas de producto que te has aplicado. Busca una loción ligera para la mañana, idealmente con FPS 30 o superior. Por la noche, puedes utilizar una crema de noche más espesa. Los que tienen la piel seca pueden utilizar una crema por la mañana y por la noche.

Paso 7: Aplica retinoides. Los retinoides (derivados de la vitamina A, incluido el retinol) pueden reducir las manchas oscuras, los brotes y las líneas de expresión al aumentar la renovación celular de la piel, pero también pueden ser irritantes, especialmente para la piel sensible. Si utilizas retinoides, debes saber que se descomponen con el sol, por lo que sólo deben utilizarse por la noche. También hacen que tu piel sea más sensible al sol, por lo que la protección solar es imprescindible.

Paso 8: Aplica aceite facial. Si utilizas un aceite facial lo cual no es una mala idea en tu rutina de cuidado de la piel , asegúrate de aplicarlo después de tus otros productos de cuidado de la piel, ya que nada más podrá penetrar el aceite.

Paso 9: Aplica el protector solar. Puede que sea el último paso, pero casi cualquier dermatólogo te dirá que la protección solar es la parte más importante de cualquier régimen de cuidado de la piel. Proteger tu piel de los rayos UV puede prevenir el cáncer de piel y los signos de envejecimiento. Si tu crema hidratante no contiene FPS, tienes que usar protección solar. En el caso de los protectores solares químicos, espera 20 minutos antes de salir al exterior para que el protector solar sea efectivo. Busca un FPS de amplio espectro, es decir, que el protector solar proteja tanto de la radiación UVA como de la UVB.

¿Buscas estudiar un curso de estética?.- Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el mundo de belleza, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo de la estética, estudiar un curso o Máster especializado online es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

No es probable Extremadamente probable

Esperamos que le haya gustado nuestra publicación «Rutina de Cuidado de la Piel en 9 Pasos» y le animamos a estudiar un curso de estética online.

Inicio/Entradas/Belleza/Rutina de Cuidado de la Piel en 9 Pasos
Doctrina Qualitas