Descripción del proyecto

Cómo Cuidar la Piel de la Cabeza Calva; Para muchos hombres quedarse completamente calvos, ya sea por elección o como resultado de la pérdida de cabello, puede ser liberador. Ya no hay que preocuparse por los días malos, la cabeza en la cama, el uso excesivo (o insuficiente) de un producto de peinado, las quemaduras en el cuero cabelludo con el secador, la «cabeza de casco» después de montar en bicicleta… ya te haces una idea. Las cabezas calvas son un elemento de estilo, tienen mucho carácter y requieren muy poco mantenimiento. Pero eso no significa que puedas afeitarte y marcharte sin cuidar tu cuero cabelludo después (y, ya que estamos, antes también). La piel del cuero cabelludo merece la misma atención que la piel de la cara, lo que significa cuidarla adecuadamente antes de afeitarte todo el pelo y adoptar un régimen de cuidado después del afeitado para tu cabeza recién liberada.

La buena noticia es que no requiere mucho trabajo, dinero ni esfuerzo. Para ayudarte a aclarar los hechos y ofrecerte consejos sobre cómo cuidar la piel de las cabezas calvas, hemos realizado este artículo de Estudiar Estética Online. Desde los básicos para antes del afeitado hasta los productos imprescindibles, te ayudaremos a elaborar el régimen diario definitivo para los calvos.

¿Calvo o No Calvo?

Para algunos hombres, quedarse calvo es una cuestión de elección. Pero dado que más de dos tercios de los hombres experimentan algún grado de caída del cabello antes de los 35 años, otros eligen el aspecto de la calvicie como una forma más práctica de afrontar lo inevitable. La caída del cabello de patrón masculino se debe a ciertas hormonas, en concreto la dihidrotestosterona, que puede hacer que los pelos se conviertan en folículos pilosos más pequeños en un proceso conocido como miniaturización (es decir, los folículos se encogen). Y aunque un número cada vez mayor de hombres opta por tratamientos como champús fortalecedores, loción de minoxidil y medicamentos orales para ralentizar el proceso o estimular el crecimiento del cabello, el número de cabezas calvas que hay en la actualidad es un claro indicio de que otros tantos hombres se conforman con no tener pelo.

Antes de Quedarse Calvo

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de unirse al club de los calvos es el mantenimiento. Aunque afeitarse la cabeza calva es limpio y nítido, requiere más mantenimiento para conservar el look. Aunque esto se reduce sobre todo a la crema hidratante y al factor de protección solar, no deja de ser un paso más en tu rutina. Además, debes tener en cuenta si tu tipo de cabello se presta a la calvicie. Los hombres de color, especialmente los afroamericanos, experimentan pelos encarnados debido a que el pelo se corta hasta la piel. Cuando el pelo rizado/grueso vuelve a crecer, a veces lo hace dentro de la piel, causando protuberancias, irritación e infección. Así que, si crees que algo de lo anterior se aplica a ti, lo mejor es que consultes primero con tu peluquero. A continuación te dejamos 3 consejos para cuidar la piel de la cabeza calva antes del afeitado:

Consejo 1

Antes de pensar en llevar una cuchilla a la cabeza, te recomendamos recortar el pelo lo más corto posible. Así te aseguras de que la maquinilla de afeitar quede cerca de la piel para conseguir un corte más uniforme. Coloca una toalla caliente en la cabeza para abrir los poros y ablandar el vello. Por último, aplica un aceite antes del afeitado para proporcionar una capa extra de lubricación y protección a tu piel.

Consejo 2

A la hora de elegir una maquinilla de afeitar hay que tener en cuenta que cuanto menos rizado sea el vello, más hojas se pueden utilizar para el afeitado. Por ejemplo, si tienes el pelo más liso, una maquinilla de afeitar desechable de tres hojas estándar debería ser suficiente para hacer el trabajo. Pero para quienes tienen el pelo grueso y rizado, así como la piel sensible, se recomienda una maquinilla de afeitar de una sola hoja. Así se evita la irritación adicional al utilizar una sola pasada y no cortar los pelos demasiado cerca. Para evitar mellas y cortes recomendamos utilizar una maquinilla nueva cada vez que te afeites la cabeza.

Consejo 3

¡No olvides la crema de afeitar! Hay que ablandar el pelo y proporcionar una superficie con el deslizamiento adecuado para poder lograr un afeitado apurado. También recomendamos enjuagar la cuchilla después de cada pasada para eliminar el exceso de crema de afeitar y de pelo. Ah, y los espejos. Conviene tener muchos espejos a mano. Quizá también debas considerar la posibilidad de adquirir un espejo de mano para asegurarte de que no te has saltado ningún punto.

Después de Quedarse Calvo

Primero, mírate en tus múltiples espejos y felicítate por haber pasado el corte. ¡Bienvenido al club de los calvos! Ahora es el momento de añadir unos sencillos pasos a tu rutina diaria para mantener tu nuevo look a punto. Y una de las primeras cosas que notarás es que el cuero cabelludo expuesto puede parecer bastante brillante. Esto es completamente normal, ya que es una zona que puede no haber visto el mismo grado de exposición al sol y a los factores de estrés externos del cuerpo. En otras palabras, el cuero cabelludo no ha visto el mismo grado de daño solar, contaminación y factores ambientales que el resto de la piel y tu objetivo ahora es mantenerlo así.

Vamos a darte 4 consejos para cuidar la piel de la cabeza calva:

Consejo 1

Cada vez que te afeites la cabeza es importante que sigas un cuidado adecuado después del afeitado. Te recomendamos refrescar la piel con una toalla fría y aplicar una crema hidratante relajante o aceite de jojoba para calmar y acondicionar el cuero cabelludo recién afeitado. Si es la primera vez que te afeitas o eres propenso a la irritación, una buena dosis de gel de aloe vera también hace maravillas para calmar y prevenir la irritación o la quemadura de la cuchilla y promover la salud general de la piel.

Consejo 2

En cuanto al mantenimiento continuo, te sugerimos tratar el cuero cabelludo como la piel. Después de todo, el cuero cabelludo es piel. Eso significa que querrás llevar elementos de tu rutina de cuidado de la piel del rostro hacia arriba. Como mínimo, esto equivale a lavarse con un poco de champú, ya que la suciedad y los aceites pueden seguir acumulándose en una cabeza calva, y utilizar una crema hidratante diaria para mantener la piel sana e hidratada.

Consejo 3

Termina siempre con una crema de protección solar. Esto debería ser un hecho. Probablemente nunca hayas apreciado lo mucho que tu pelo protegía tu cuero cabelludo del sol… ¡hasta que se ha ido! Y aunque una quemadura de sol en el cuero cabelludo es bastante desagradable por sí sola, exponer constantemente la cabeza calva a los rayos UVA y UVB que dañan la piel puede provocar los mismos signos de envejecimiento que en la cara, como hiperpigmentación, irritación y pérdida de firmeza. Dado que rociar la cabeza con un protector solar puede no ser instintivo al principio, merece la pena dejar un post-it pegado al espejo del baño, porque no bromeamos sobre lo importante que es.

Consejo 4

¡Date un capricho! La próxima vez que mimes la piel de tu cara con una mascarilla, súbela unos centímetros y dale también a tu cuero cabelludo una merecida dosis de tonificación. Un masaje regular, especialmente con un exfoliante para el cuero cabelludo, cuidará la piel de la cabeza calva y la mantendrá tonificada y exfoliada para conseguir un brillo saludable. Además, te sentará de maravilla.

Vídeo: Cómo Cuidar la Piel de la Cabeza Calva | Lo que Nadie Te Dice Antes de Raparte – J.M. Montaño

¿Dónde Estudiar Estética Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El primer paso es apearse del mito de que los calvos no usan champú y se lavan la cabeza con gel. Si eres de los que pensaban así estás muy equivocado, el gel por sus componentes, reseca el cuero cabelludo. Lo mejor para hidratar y cuidar la piel de la cabeza calva será utilizar un champú hidratante.

Échese hidratante inmediatamente después de afeitarse y en la medida necesaria entre una afeitada y otra. Ayudará a paliar la posible irritación. Si le salen granos después de afeitarse la cabeza, reduzca el enrojecimiento y cualquier molestia con un purificador de peróxido de benzoilo.

Lava tu cabeza con un champú suave ejecutando un masaje para favorecer la circulación y ni se te ocurra lavar tu cabeza con el gel de ducha. Sus componentes pueden secar el cuero cabelludo avivando la descamación y la aparición de caspa. Para eludirlo, utiliza también un acondicionador.

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación de Estudiar Estética Online “Cómo Cuidar la Piel de la Cabeza Calva», Dale al Like y comparte, Los futuros reclutadores o agentes de contratación, contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu área formativa o nicho profesional!

Inicio/Portfolio/Piel/Cómo Cuidar la Piel de la Cabeza Calva | Estudiar Estética Online