Curso de Quiromasaje Deportivo; ¿Quieres especializarte en masaje terapéutico? Si tu respuesta es afirmativa, ¡este es el curso que estabas buscando!

El quiromasaje deportivo es una técnica manual cuyo objetivo es mejorar el rendimiento y la condición física de un deportista. En un mundo cada vez más ajetreado, es necesario contar con profesionales que apliquen las técnicas de quiromasaje de forma profesional, ayudándonos a conseguir diversos objetivos.

Este curso de quiromasaje deportivo te permitirá adquirir los conocimientos necesarios sobre estas técnicas y conceptos del masaje deportivo. Conocerás el quiromasaje y la terapia de zonas reflejas, la hidroterapia, la termoterapia y la crioterapia, las maniobras básicas del quiromasaje deportivo y los principios fundamentales de la rehabilitación.

Curso de Quiromasaje Deportivo

Curso de Quiromasaje Deportivo

¿Qué es el Quiromasaje Deportivo?

El quiromasaje deportivo es el que se realiza únicamente con las manos y tiene dos objetivos generales:

  • Por un lado, tiene como objetivo preparar los tejidos para el ejercicio físico, prevenir lesiones durante el entrenamiento y las competiciones, y mantener el organismo en un estado óptimo.
  • Por otro lado, son fundamentales en la recuperación de lesiones y en la forma física del deportista.

En concreto, el quiromasaje deportivo aumenta la circulación sanguínea, elimina toxinas, estimula la producción de adrenalina, alivia el dolor, tonifica los músculos y reduce la incidencia de rigidez al día siguiente.

Tipos de masaje deportivo

No todos los quiromasajes deportivos son iguales, porque dependiendo de cuándo se realicen y de la necesidad que cubran, serán de un tipo u otro. En el curso de quiromasaje deportivo aprenderás varios tipos como:

Quiromasaje deportivo de descarga

Este tipo de quiromasaje deportivo es para atletas que se preparan para una competición concreta, como un maratón, y que tienen una gran carga de trabajo. Suele realizarse unos dos días antes de la competición.

El masaje toca todos los músculos implicados en el ejercicio, tanto superficial como profundamente, con movimientos como el amasamiento o la presión con los dedos. Esto elimina la rigidez muscular, reenergiza los músculos y previene lesiones como la tendinitis o las fracturas por estrés.

Quiromasaje deportivo antes del ejercicio

Unos momentos antes de la competición, antes o después del calentamiento, se realiza un masaje con maniobras rápidas e intensas sobre la superficie para activar los músculos. En estos casos, no se aplica una presión excesiva y puede complementarse con un tipo de crema que aporte calidez.

Quiromasaje deportivo durante la actividad física

Los masajes durante la actividad física, como los que se dan en el tenis, se utilizan para tratar lesiones leves que se producen durante la competición. Las contracturas son un ejemplo. Estos quiromasajes son de intensidad media-alta, totalmente localizados en la zona a tratar y es habitual utilizar sprays fríos o un cubito de hielo para reducir la inflamación.

Quiromasaje deportivo post-competición o post-entrenamiento

Desde el final del ejercicio hasta unas dos horas después, este masaje puede utilizarse para eliminar toxinas, enfriar gradualmente los músculos y facilitar la recuperación física.

Algunos deportistas lo utilizan como una especie de recompensa por sus esfuerzos. Las manipulaciones no son muy intensas y se utilizan técnicas como el frotamiento o la vibración.

Curso de Quiromasajista Deportivo

¿Qué es un Curso de Quiromasaje Deportivo?

Por sus beneficios intrínsecos, el quiromasaje forma parte del plan de entrenamiento de todos los deportistas, especialmente de los dedicados al alto rendimiento, que son el espejo al que se dirigen todos los aficionados.

Al realizar un curso de quiromasaje deportivo, aprendes algunas nociones básicas sobre anatomía y las distintas técnicas que se deben aplicar según la zona afectada. Especializarse en quiromasaje deportivo es una excelente opción para entrar en el mundo laboral y, en general, los principios básicos de ambos son prácticamente los mismos.

Cualquier técnica de masaje es perfectamente aplicable a deportistas de todos los niveles. Estas maniobras pueden realizarse justo antes del entrenamiento o la práctica deportiva, justo después o entre competiciones.

Objetivos del curso

  • Entender el funcionamiento de los órganos y sistemas del cuerpo humano con el fin de aplicar la mejor técnica para alcanzar los objetivos propuestos por el masaje.
  • Dominar las técnicas del masaje deportivo.
  • Conocer los aspectos fundamentales del masaje deportivo.
  • Aprender las lesiones más frecuentes en los pacientes para recuperar algunas de las capacidades físicas perdidas como consecuencia de un accidente o enfermedad, un proceso degenerativo o lesiones deportivas.

¿Qué Asignaturas Hay en el Curso?

En general, si vas a estudiar un curso de quiromasaje deportivo, tendrás estas asignaturas. Revisa siempre el temario a fondo, ya que cada centro de formación tendrá un programa educativo diferente.

  • Exploración y técnicas básicas.
  • Terapia quiromasajística y de zonas reflejas.
  • Hidroterapia, termoterapia y crioterapia.
  • Movilizaciones.
  • Tecnología sanitaria.
  • Maniobras básicas del quiromasaje deportivo.
  • Práctica del quiromasaje deportivo: espalda.
  • Práctica del quiromasaje deportivo: miembros inferiores.
  • Práctica del quiromasaje deportivo: miembros superiores.
  • Práctica del quiromasaje deportivo: el pie.
  • Práctica del quiromasaje deportivo: abdomen.
  • Práctica del quiromasaje deportivo: tórax.
  • Recepción, comunicación y atención al cliente.
  • Fundamentos de la rehabilitación.
  • Técnicas de rehabilitación I.
  • Técnicas de rehabilitación II.
  • Principales patologías susceptibles de rehabilitación I.
  • Principales patologías susceptibles de rehabilitación II.
Curso de Quiromasaje Deportivo Online

¿Cuánto Dura el Curso?

¿Cuánto dura un curso de quiromasaje deportivo online? Un curso profesional de este tipo tiene una duración no inferior a unas 300 horas, pudiendo llegar a las 600 horas, dependiendo siempre de los módulos principales.

Funciones de un Quiromasajista Deportivo

Las nuevas tecnologías están cambiando el mundo, incluido el deporte, y son de hecho una fuente de innovación puntera en el sector (wearables, apps, medidores ultrarrápidos…), pero la medicina deportiva y el masaje siguen teniendo un componente presencial inmutable. Si quieres trabajar en la pista, si tú mismo eres deportista profesional o aficionado y quieres trabajar entre iguales, si quieres trabajar en una profesión sanitaria especializada que se ajuste a tus intereses y tenga futuro, plantéate estudiar un curso de quiromasaje deportivo.

Los quiromasajistas deportivos previenen las lesiones y las tratan cuando se producen, preparan a aficionados y profesionales para competiciones físicamente exigentes, les ayudan a recuperarse y rehabilitarse cuando han perdido la forma o han sufrido una enfermedad o un accidente y, por último, pero no por ello menos importante, mejoran la fuerza y las capacidades de los deportistas aplicando técnicas innovadoras.

Cada deporte tiene sus propias lesiones y problemas, que puedes estudiar especializándote como quiromasajista deportivo para una disciplina u otra, pero para cualquier actividad física intensa, tienes conocimientos y habilidades comunes que verás en los cursos para ser quiromasajista: fisiología, anatomía, terapias manuales para cada zona del cuerpo y cada problema, ejercicios complementarios (pilates, respiración, aparatos…) para recomendar a los pacientes, etc.

Perfil Profesional de un Quiromasajista Deportivo

Antes de estudiar un curso de quiromasaje deportivo, querrás saber las habilidades y cualidades debe tener un profesional de este sector.

El quiromasajista deportivo es un profesional que se ocupa del bienestar de las personas de forma holística, desde el punto de vista del cuerpo y de la mente o, dicho de otro modo, física y psicológicamente.

Los objetivos de su trabajo incluyen la liberación de contracturas, la liberación de restricciones de movimiento o la descarga de músculos o venas. Para desempeñar estas funciones, el masajista debe poseer determinadas aptitudes y actitudes.

Escucha activa, verbal y táctil

En primer lugar, la capacidad de escuchar activamente, lo que implica tanto escuchar el habla como escuchar el tejido con las manos. Esto último, que puede parecer extraño, es quizá una de las habilidades más importantes.

El quiromasajista deportivo debe preguntar y escuchar cómo se siente la persona, de qué se queja, cuáles son las razones de su estrés o estado emocional. Esta información ayudará al quiromasajista a determinar «dónde empezar a trabajar».

Escuchar a través del tacto es muy diferente. Partiendo de las quejas que nos transmite la persona, empezamos a palpar las distintas zonas del cuerpo. Tenemos que notar los cambios de temperatura, las zonas más estrechas o húmedas, la rigidez o las restricciones (nudos) que limitan el movimiento. Esta es una de las actividades más importantes del quiromasajista y presupone una gran sensibilidad al tacto.

Las manos del quiromasajista deportivo son sensibles, inteligentes, precisas y deben ser muy cuidadosas. Las manos son las herramientas del quiromasajista (quiro = manos) y no sólo detectan y localizan los puntos débiles, sino que también liberan, relajan y movilizan los tejidos.

El contacto piel con piel, la inteligencia de ir a la zona de disfunción, hace que la persona gane mucha confianza en el quiromasajista deportivo.

Esta sensibilidad, esta capacidad de escuchar y de estar atento a dónde está el problema, permite que la persona conecte profundamente con el profesional, se establezca un vínculo de confianza y podamos empezar a trabajar los aspectos psicológicos y emocionales. La comunicación piel con piel es la comunicación más profunda que puede establecerse entre dos personas.

Capacidad de observación y paciencia

La capacidad de observación también es muy importante. El quiromasajista deportivo no sólo debe fijarse en las cicatrices, las pecas, las asimetrías, el estado de la piel, etc., sino también observar cómo camina, se desnuda y viste la persona, cómo se coloca en la camilla de masaje o, durante la conversación, qué tema le genera tensión o cierto brillo en los ojos.

Es una observación cuidadosa, analítica y al mismo tiempo exhaustiva… ¡y sin prejuicios! En otras palabras, no debemos suponer nada; trabajando con nuestras manos, confirmaremos las observaciones que hagamos. Lo que encontramos no es algo que se nos haya ocurrido antes.

La capacidad de escuchar y observar atentamente requiere mucha paciencia. Las prisas harán que pasemos por alto aspectos que pueden ser importantes para el masaje.

La escucha atenta no puede apresurarse, lleva tiempo y todo esto requiere paciencia. El dicho «la paciencia es la madre de la ciencia» se aplica perfectamente a esta profesión y a su práctica diaria.

Masaje y ergonomía

Por último, en el curso de quiromasaje deportivo aprenderás que debes cuidar de ti mismo. En este sentido, la ergonomía tiene especial importancia en el tratamiento de la persona. Si trabajas demasiado lejos de la camilla de masaje o con los hombros y brazos demasiado tensos, empezarás a sufrir contracturas, dolores de espalda u hombros, problemas en las muñecas, etc.

Antes de empezar el masaje, el quiromasajista deportivo debe «posicionarse» respecto al usuario y utilizar las asas o palancas para medir sus esfuerzos.

Se dice que después de un masaje, la persona se siente mejor. Lo más adecuado es que después del masaje el quiromasajista también se sienta mejor. Durante la sesión se produce un intercambio de sensaciones y emociones, hay un ambiente de relajación y bienestar y ambas personas implicadas deben participar en este ambiente.

La comunicación durante el masaje es bidireccional, lo que debería mejorar el «estado energético» de ambas partes.

Escuchar, observar, tener paciencia y cuidarse son habilidades específicas del quiromasajista deportivo. Tenemos que estudiarlas y trabajar en ellas para poder ofrecer una atención completa a las personas que acuden a nuestras manos en busca de un mayor bienestar.

Curso Online de Quiromasaje Deportivo

¿Por qué Estudiar un Curso de Quiromasaje Deportivo?

¿Has pensado en convertirte en quiromasajista deportivo profesional? Descubre las razones que necesitas saber para estudiar quiromasaje deportivo y ayudar a cientos de personas.

La profesión del quiromasaje deportivo está en auge y el mundo del deporte demanda cada vez más su presencia. La prevención y el tratamiento de las limitaciones en el deporte, así como la mejora del rendimiento deportivo, son ámbitos en los que el quiromasaje ha demostrado y sigue demostrando ser fundamental.

Prueba de ello es que la figura del quiromasajista deportivo forma parte de los equipos multidisciplinares de los principales clubes. Además, no sólo se puede trabajar con deportistas, sino que el quiromasajista deportivo es una de las figuras profesionales mejor preparadas para proporcionar quiromasaje en el contexto de una intervención sanitaria.

Al final del curso de quiromasaje deportivo, serás un especialista capaz de observar multitud de problemas y de captar las particularidades de cada uno de tus usuarios para poder preparar un tratamiento personalizado que vaya directamente al corazón del problema.

Salidas Laborales del Quiromasaje Deportivo

La cualificación acreditada que obtendrás al finalizar el curso de quiromasaje deportivo te dará acceso a una amplia gama de centros en los que podrás trabajar:

  • Centros de rehabilitación
  • Centros de fisioterapia.
  • Quiromasajes a domicilio.
  • Centros para personas mayores.
  • Centros de belleza.
  • Hoteles.
  • Balnearios
  • Spas.
  • Centros deportivos.
  • Eventos deportivos (trail, maratones, carreras ciclistas, etc.)
  • Gimnasios.

¿Cuánto gana un Quiromasajista Deportivo?

Según varios portales de empleo, el salario medio en España para un quiromasajista deportivo con poca experiencia profesional es de 1.500 euros brutos al mes.

Como puedes imaginar, la experiencia y la ubicación influyen en esta profesión. Muchos quiromasajistas empezaron su profesión en zonas costeras, trabajando en hoteles durante la temporada de verano. Con más experiencia, podrás acceder a mejores oportunidades salariales.

Si trabajas por cuenta ajena, los centros deportivos o balnearios pueden ofrecer a los quiromasajistas deportivos un salario de hasta 1.800 euros al mes.

Además, el precio de una sesión de una hora realizada por un quiromasajista en un spa o gimnasio varía de 25 a 70 euros.

Opiniones del Curso de Quiromasaje Deportivo

Curso de Quiromasaje Deportivo - Luis Enrique García

Yo ya era quiromasajista, pero me quise especializar y me matriculé en el curso de quiromasaje deportivo. Gracias a eso, he conseguido trabajo en un centro deportivo y mi cartera de clientes ha crecido considerablemente a la que tenía antes. La formación especializada te diferencia de los demás, tenlo claro.

Luis Enrique García, Curso de Quiromasaje Deportivo
Curso de Quiromasaje Deportivo - Alexia Martínez

El curso de quiromasajista deportiva que hice fue muy completo. El temario va desde el masaje de la cabeza a los pies, toca todos los temas importantes del quiromasaje deportivo. Estoy muy contenta con mi elección y volvería a repetir si me encontrase en la misma situación. Sin duda.

Alexia Martínez, Curso de Quiromasaje Deportivo

Desde el primer momento me sentí muy cómoda siguiendo el curso de quiromasaje online desde el campus virtual. Tenía el temario en el portátil, en la tablet y en el móvil. Lo podía consultar en casa, en el metro o sentada en el parque. Una pasada. Si te gusta la comodidad, te lo recomiendo.

Xavi Canals, Curso de Quiromasaje Deportivo

Si te ha gustado la publicación de Estudiar Estética Online «Curso de Quiromasaje Deportivo», te animamos a rellenar el formulario para recibir información personalizada de costes, duración y todo lo que necesites saber.

No es probable Extremadamente probable
Doctrina Qualitas